Qué es AVAATE | Contacto | Mapa del sitio | Enlaces | RSS 2.0 | Traductor | |


Portada del sitio > Documentos > Opinión > Cáncer, leucemia, mentiras, Endesa y antenas de telefonía móvil

Santi Benítez

Cáncer, leucemia, mentiras, Endesa y antenas de telefonía móvil

Siglo XXI. Diario digital independiente

Lunes 13 de marzo de 2006 · 2962 lecturas




«En el municipio de Santa Brígida, en la isla de Gran Canaria, existe un polideportivo que cuenta con un total de 6 antenas de telefonía móvil donde la mayoría de los usuarios son jóvenes. Está en una zona en la que en un tramo de 300 metros existe un total de 25 enfermos de cáncer»

El arte de la guerra

Publicado el Domingo 22 de mayo de 2005 a las 06:36 horas.

Cáncer, leucemia, mentiras, Endesa y antenas de telefonía móvil

Santi Benítez

Es imposible imaginar estos tiempos que corren sin energía eléctrica o telefonía móvil. Pero también hay que tener en cuenta que desde principios de los 90 se vienen discutiendo los riesgos que suponen para la salud los tendidos, transformadores, torreones eléctricos y las antenas de telefonía móvil. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tenido que intervenir realizando estudios, muchas veces sesgados y dificultados por los intereses creados alrededor de negocios tan lucrativos como el suministro eléctrico o la telefonía móvil.

Una de las cosas que más me ha sorprendido al hacer este artículo es la poca información que el ciudadano tiene sobre lo que puede suponer tener cerca tendidos eléctricos o antenas de telefonía móvil. En principio, la radiofrecuencia (RF) y la influencia de campos electromagnéticos (CEM) produce un calentamiento del cuerpo humano, llegan a subir la temperatura corporal incluso en un grado centígrado. Tanto unas como otras llegan a penetrar a través de la piel hasta un centímetro.

Al ponerme en contacto con ENDESA y con los responsables de la colocación de antenas de telefonía móvil me han remitido a estudios que no concuerdan con los emitidos por la OMS, que dicen textualmente: ‘las evidencias a la fecha es la concerniente a Leucemia en niños. En el 2001 un grupo de trabajo conformado por científicos expertos de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS-IARC revisaron estudios relacionados a la carcinogenicidad de los campos eléctricos y magnéticos de baja frecuencia. Usando la clasificación estándar de la IARC que pondera las evidencias humanas, en animales y las evidencias de laboratorio, los Campos Magnéticos de Baja Frecuencia fueron clasificados como posible carcinógenos en humanos basados en estudios epidemiológicos de Leucemia en niños.’, o esta: ‘estudios publicados en el año 2000 informaron de que si se combinaran todos los estudios en los que se pudo medir o estimar el campo magnético, se podría encontrar una asociación estadísticamente significativa entre leucemia infantil y el promedio de campos electromagnéticos.’

Si esto es cierto, y no seré yo quien le lleve la contraria a la OMS, ¿Cómo permiten las autoridades que se coloquen antenas o tendidos eléctricos al aire libre sin ningún tipo de freno? Yo no lo sé. Lo que sí sé es que, por poner un ejemplo, Telefónica Móviles usa la pregunta ‘¿Quieres colaborar con Telefónica Móviles en la introducción de la Sociedad de la Información?’ como reclamo además de la necesidad de telefonía móvil para el bien común. Se calcula que una persona que ponga una antena de telefonía móvil en su azotea puede ganar unos 7.200 euros anuales. Poco precio me parece a mi para la salud de nuestros hijos y la nuestra.

Existen formas más seguras de colocación de antenas de telefonía móvil y de tendidos eléctricos, pero suponen una inversión por parte de las compañías. Inversión bastante alta si tenemos en cuenta que ha existido un aumento significativo del consumo pero que las infraestructuras están obsoletas y no hay visos de que mejoren. Sin embargo, no hay manera de entender que se esté usando tecnología obsoleta y peligrosa para la salud de los ciudadanos cuando vemos que, por poner un ejemplo, ENDESA ha ganado 1.253 millones de euros netos en España, a los que habría que sumar los beneficios de Latinoamérica, 270 millones de euros, un 221’4% más que el año 2003. Y Movistar España obtuvo unos ingresos por operaciones de 3.586,9 millones de euros. La sociedad de la información es necesaria, pero los beneficios de las empresas no deben poner en peligro la salud de los ciudadanos.

Las autoridades políticas tampoco es que sean de mucha ayuda. En el municipio de Santa Brígida, en la isla de Gran Canaria, existe un polideportivo que cuenta con un total de 6 antenas de telefonía móvil donde la mayoría de los usuarios son jóvenes. Está en una zona en la que en un tramo de 300 metros existe un total de 25 enfermos de cáncer. Y lo peor de todo es que dichas antenas están a menos de 30 metros del instituto del municipio. El alquiler del espacio para dichas antenas lo cobra el Ayuntamiento. Increible. Las protestas de los vecinos no parece que estén sirviendo de mucho. Desde aquí mi ánimo para María Armas de la Plataforma Energía Positiva en su lucha.

Si no está usted de acuerdo con la colocación de una antena de telefonía móvil cerca de su domicilio exija ver la licencia correspondiente, casi ninguna la tiene. Y no dude en exigir al ayuntamiento de su municipio que los tendidos eléctricos al aire libre cumplan la normativa en cuanto a salud y seguridad.

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje