¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > La antena me roba la salud. También achaca a la mencionada infraestructura (...)

La antena me roba la salud. También achaca a la mencionada infraestructura de telefonía y, en concreto, al campo magnético que emite, "los 40 casos de cánceres detectados en la zona desde su colocación".

Martes 11 de agosto de 2009 · 1037 lecturas

La antena me roba la salud’

Juan Hernández protestando, ayer, ante las puertas de los juzgados de Granadera Canaria. JUAN CARLOS CASTRO

Un vecino de la calle 29 de Abril se manifiesta cada mes para protestar por una antena de telefonía móvil

DELIA JIMÉNEZ A Juan Hernández Rosas no le importa que lo comparen con el inolvidable personaje de la película Don erre que erre, tan magistralmente interpretado por el ya desaparecido Paco Martínez Soria. Cada mes reserva en su agenda veinte días para protagonizar una manifestación en solitario a las puertas de algunos de los edificios de las distintas administraciones públicas. Su reivindicación es clara: desea que se retire la antena de telefonía móvil colocada hace dos ańos en uno de los edificios de aparcamientos de Nicolás Estévanez, a la altura del número 30. El denunciante, que vive en la cuarta planta de un edificio situado en la calle 29 de Abril, número 51, esquina con Miguel Rosas, está convencido de que el campo magnético emitido por la referida antena está influyendo en su estado de salud.

Hernández protestaba ayer frente a la sede judicial de Granadera Canaria. Este vecino, acompańado de una ataúd de cartón negro, un ramo de flores de tela, una gran pancarta, un disfraz de esqueleto y una pesada cadena colgada al cuello, permaneció por espacio de varias horas en el mismo lugar.

"Mi salud vale mucho y la antena que han colocado en ese edificio me la están robando. He sufrido varias operaciones quirúrgicas y, además, padezco una grave depresión. Tengo razón en lo que reivindico y seguiré luchando hasta que haga falta. Esa antena ni siquiera tiene licencia, pero está visto que aquí manda don dinero", afirma.

Para Juan Hernández la instalación de la antena de telefonía móvil de la calle Nicolás Estévanez, ubicada a sólo diez metros de la cabecera de su cama, es "la culpable de los problemas de salud que padezco".

También achaca a la mencionada infraestructura de telefonía y, en concreto, al campo magnético que emite, "los 40 casos de cánceres detectados en la zona desde su colocación".

Ver la noticia original AQUÍ

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje