¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > Pedro Costa: «Tenemos un gobierno lacayo del sector de las operadoras de (...)

Pedro Costa: «Tenemos un gobierno lacayo del sector de las operadoras de telefonía»

Viernes 6 de febrero de 2015 · 207 lecturas

Pedro Costa: «Tenemos un gobierno lacayo del sector de las operadoras de telefonía»
La Asociación Vallisoletana de Afectados por las Telecomunicaciones ha invitado este martes a este ingeniero murciano, quien ha impartido una conferencia en la Rondilla acerca de los efectos de las radiaciones electromagnéticas en nuestra salud
Laura FraileValladolid:: Martes, 03 de Febrero de 2015 ::Nos hemos acostumbrado a disponer de redes wifi en todas partes, parece que ya no podemos prescindir de la telefonía móvil y su uso se extiende a ritmos acelerados entre más y más población y desde edades cada vez más tempranas. Sin embargo, todo esto no es inocuo. «Existen elevadas probabilidades de sufrir tumores cerebrales y leucemias, así como otros síntomas que afectan al sistema nervioso como el insomnio, lo que se suma a la falta de atención o las perturbaciones hormonales», ha explicado Pedro Costa este martes desde Valladolid, ciudad a la que ha sido invitado para advertir de los riesgos de los campos electromagnéticos.
Aunque hay abundantes casos de personas afectadas, no siempre resulta fácil probar su origen. «Es difícil atribuir de forma unívoca los vínculos entre una determinada enfermedad y estos campos electromagnéticos. Esto nos lleva a tener que trabajar con los síntomas y con estudios epidemiológicos, que advierten de enfermedades que aparecen con una mayor frecuencia en entornos con antenas», ha reconocido.
Pedro es Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones, Doctor en Ciencias Políticas y Sociología y Licenciado en Ciencias de la Información. Actualmente ejerce como profesor en la Universidad Politécnica de Madrid y colabora en los periódicos La Opinión de Murcia y Cuarto poder. En el año 1996 publicó un libro llamado `Electromagnetismo (Silencioso, ubicuo e inquietante)´ en el que recogió diferentes posturas acerca de los campos electromagnéticos. «Estos campos no son algo inmaterial, sino que están presentes en todo el universo, en todos los mamíferos», indicó este martes. «En lo que respecta a las antenas de radiocomunicación, las de telefonía móvil son las que más problemas plantean. Dentro de las ciudades se distribuyen entre la población para asegurar una cierta cobertura, pero esto tiene unos efectos en nuestra salud», comentó.
Esto, tal y como aseguró Pedro, no parece importarle lo suficiente al gobierno, quien en el año 2014 aprobó una nueva Ley General de Telecomunicaciones que deja bien claro de qué lado está. «Es una ley muy generosa con las operadoras. El Ministerio de Industria las ampara, ya que las exime de muchas responsabilidades. Por ejemplo, ya no se las puede exigir una licencia de obra urbanística o de actividad, cuando antes era algo obligatorio», denunció Pedro.
Frente a esta situación, la presión ciudadana ha conseguido varias victorias que permanecen en su memoria. «En el año 1997 hubo un caso en Eibar en el que un vecino se opuso a la colocación de una antena en su azotea. En aquella ocasión ganó porque la ley decía que en lo que afecta a decisiones sobre el espacio común bastaba un voto en contra para evitar que esa medida siguiera adelante. Además, en los años 2001 y 2002 hubo dos disposiciones que respondieron a la presión ciudadana ante una falta de legislación concreta sobre la telefonía móvil. Estas disposiciones establecieron límites concretos para las emisiones radioeléctricas», señaló Pedro este martes.
Según aseguró, en nuestro país no todas las comunidades autónomas disponen de una legislación propia sobre las instalaciones de radiocomunicación, lo que genera una gran disparidad de situaciones. «Castilla la Mancha tiene una de las legislaciones más estrictas, pero la mayor parte de las regiones se regulan por la normativa estatal», aclaró Pedro.
Este Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones acudió a Valladolid gracias a la invitación de la Asociación Vallisoletana de Afectados por las Telecomunicaciones, una organización nacida a raíz de la aparición de media docena de casos de cáncer entre 2000 y 2003 que afectaron a alumnos del centro educativo Antonio García Quintana, en cuyas proximidades había varias antenas de telefonía. «En Valladolid hay alrededor de 200 estaciones de base de telefonía móvil. En nuestra asociación estamos en permanente litigio con el Ayuntamiento. Hemos desmantelado las antenas de las calles Tirso de Molina y Alberto Fernández. También hemos conseguido que quiten la picoantena de la calle Torquemada, que estaba colocada en el rótulo de una droguería y otra que estaba en la Avenida Palencia. Actualmente estamos trabajando de manera coordinada con otras plataformas para cambiar la calificación de los efectos cancerígenos y estamos exigiendo al Ministerio de Sanidad que revise el Real Decreto de 2001, en el que se determinan los criterios de emisión», explicó Ángel Bayón, vicepresidente de la Asociación Vallisoletana de Afectados por las Telecomunicaciones.

Ver la noticia original AQUÍ

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje

Apoyo económico