¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > MADRID: La última antena del ’Triángulo de la muerte’ se resiste a caer. «El (...)

MADRID: La última antena del ’Triángulo de la muerte’ se resiste a caer. «El farmacéutico que teníamos decía que vendía muchos medicamentos más contra el cáncer desde que estaban las antenas».

Sábado 4 de abril de 2015 · 1362 lecturas

La última antena del ’Triángulo de la muerte’ se resiste a caer
Una operadora móvil evita retirar una estación base en San Blas pese a obligarle una sentencia. Antenas de telefonía en la calle Butrón 31, en el madrileño barrio de San Blas. SERGIO ENRÍQUEZ-NISTALROBERTO BÉCARESMadridActualizado: 03/04/2015 01:00 horas
A finales de los años 90, la calle Butrón, en el barrio de Las Musas (San Blas), era la arcadia de las antenas de telefonía móvil. En pleno auge de las teleoperadoras, los vecinos se dejaron llevar por los cantos de sirena del dinero y varios bloques de la calle alquilaron las azoteas de sus edificios a empresas de telefonía como Vodafone, Telefónica o Retevisión.
A cambio de instalar sus antenas, receptores y amplificadores recibían cerca de 6.000 euros anuales. A las comunidades de propietarios de Butrón 27, 29 y 31 aquello les parecía un buen trato: sacar rendimiento a un espacio sin utilidad. «Fue la ignorancia», dicen ahora, años después de que la zona pasara a conocerse como’El Triángulo de la Muerte’ por la presencia de aquellas tres estaciones base, que acogen decenas de antenas y repetidores.
Tras el escándalo del colegio Quintana de Valladolid, en el que la Justicia obligó a retirar las antenas próximas a este centro escolar tras aparecer cinco casos de cáncer entre sus alumnos, los vecinos de San Blas comenzaron a movilizarse. De nada sirvió. ’Hubo un movimiento vecinal muy fuerte, pero no conseguimos nada’, asegura Jose Manuel Sierra, presidente de la comunidad de vecinos de Butrón 31, la única donde siguen las antenas instaladas.
MÁS ANTENAS
En los otros dos edificios, decidieron no renovar los contratos cuando vencieron, en 2008 y 2010. El gran problema surgió entonces. El inquilino de la azotea (France Telecom-Orange consiguió la cesión de Retevisión) alquiló a su vez el espacio a las otras dos operadoras afectadas.
’Cada día que te asomabas a la azotea, veías más antenas’, señala el presidente, que con el resto de vecinos, acudió a los tribunales. Yganaron, en primera instancia, y en sentencia firme de la Audiencia Provincial, el pasado 26 de octubre de 2014. La Justicia obligó a la operadora a retirar las antenas, pero cinco meses después siguen allí.
’No sólo eso, sino que aunque la sentencia es firme seguía viniendo gente a hacer mantenimiento hasta hace 15 días que hablamos con el abogado y nos recomendó que cambiáramos la cerradura y es lo que hemos hecho’, señala el presidente. ’Sólo queremos que cumplan con la Justicia y retiren las antenas’.
Los problemas que les han generado son muchos, aseguran. Para empezar los ruidos y molestias que los vecinos del último piso han sufrido durante años. ’Si es que a veces les veías a las tres de la mañana arreglando cosas con esos trajes antiradiación’. El segundo motivo de queja, pero sin duda el más importante, los problemas de salud que se hayan podido producir por la potente radiación. Lacomunidad científica está dividida al respecto y la legislación es muy difusa. ’El real decreto 1066/2001, que establece límites máximos de potencia, señala expresamente que las radiaciones electromagnéticas son susceptibles de causar daños a la salud’, explica Agustín Boto, el abogado de la comunidad de propietarios que también defendió a las familias del Colegio Quintana.
Por ello, en el barrio no se habla de otra cosa que del cáncer. ’El farmacéutico que teníamos decía que vendía muchos medicamentos más contra el cáncer desde que estaban las antenas. Vinieron una vez de la Consejería de Sanidad a hacer un estudio epedimiológico, pero no se hizo bien, si es que nos pidieron a nosotros los datos’, recuerdan los vecinos. Y el tercer motivo, que es el que les ha llevado a ganar el contencioso en los tribunales, el «abuso» de la operadora, que subarrendó las instalaciones.
’Es como si tú alquilas un piso y lo realquilas por habitaciones. En el contrato especifica que es para el uso de un solo operador y ellos lo han incumplido... Es tan surrealista todo que en uno de los últimos contratos querían bajar el precio que nos pagaban... Pero si han estado pagando lo mismo todo el tiempo pese a que la vida se ha encarecido’, precisa José Manuel, que como el resto de vecinos sólo quieren que despejen ya la azotea.
Por ello, su abogado pidió hace 20 días la ejecución de la sentencia ya que el plazo voluntario de ejecución se ha cumplido de sobra. ’Según la ley de arrendamientos urbanos, no se puede arrendar sin haberlo avisado previamente. Alquilaron la azotea a otras operadoras incrementando los equipos. Estaba prevista solo una estacion base, pero en la actualidad hay diez’, concluye el abogado.
Desde Orange, entretanto, aseguran que está ’trabajando activamente para dar cumplimiento a la sentencia’. ’Antes de desmontar una estación, hay que asegurar la cobertura de todos los usuarios que dependen de ella y en estos momentos estamos trabajando en dicha sustitución, para cerciorarnos que retirar esta antena no suponga un corte del servicio’, precisan desde la compañía, que explica que de desmantelarse ya las antenas ’los ciudadanos se verían privados depoder llamar desde su teléfono a servicios como la línea de emergencias 112, o servicios públicos y empresas de la zona dependientes de esa antena no podrían utilizar sus teléfonos’.

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje