¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > Alicante: Guerra contra los daños colaterales. Expertos y vecinos exigen una (...)

Información. es, 24/10/07

Alicante: Guerra contra los daños colaterales. Expertos y vecinos exigen una regulación de la radiación de las nuevas tecnologías para evitar problemas de salud

Los estudios al respecto apuntan a una relación de estas ondas con el desarrollo del cáncer y la aceleración de enfermedades como el alzheimer

Miércoles 24 de octubre de 2007 · 1402 lecturas

Guerra contra los dańos colaterales Expertos y vecinos exigen una regulación de la radiación de las nuevas tecnologías para evitar problemas de salud

El profesor Emilio Mayayo expone sus conclusiones sobre los efectos

MULTIMEDIA
Fotos de la noticia
S. ESCRIBANO La proliferación de antenas de teléfonos móviles y de las nuevas tecnologías inalámbricas, como el wi-fi, han puesto en pie de guerra a los vecinos de Alicante y comarca, que se han agrupado en una plataforma para denunciar los riesgos que algunos expertos atribuyen a las radiaciones de estos aparatos. Los estudios al respecto apuntan a una relación de estas ondas con el desarrollo del cáncer y la aceleración de enfermedades como el alzheimer
Pese a que existen autores que defienden que los efectos no son nocivos para la salud, este experto ofreció ayer los resultados de una veintena de estudios nacionales e internacionales que concluyen que la incidencia de las radiofrecuencias pueden ser un factor más en el desarrollo de enfermedades del aparato reproductor y de la disminución del esperma, de la leucemia infantil, las afecciones del sistema inmunológico, las alteraciones genéticas y puede provocar trastornos neurológicos, mentales, hormonales o dermatológicos. Uno de los análisis científicos realizados al respecto es el ejecutado por Mayayo y su equipo - en la Facultad de Medicina de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona - en el que confirmamos los efectos de las radiaciones del móvil en el desarrollo de los tumores.
Ante esta posibilidad, tanto los expertos, como ecologistas y vecinos reunidos ayer en Alicante coinciden en la necesidad de que la ley se endurezca en la regulación de la instalación de antenas y trasformadores eléctricos, así como el control de las radiaciones de algunos aparatos. Además, recomiendan que los nińos no usen móviles, que los adultos restrinjan su uso y no hablen durante más de tres minutos por llamada o de 15 durante todo el día. También es aconsejable llevarlo alejado del cuerpo y no dormir junto a él.
Pero las alertas no sólo hacen referencia al móvil, también a otras tecnologías inalámbricas como el wi-fi, sobre las que ya se están realizando estudios acerca de su posible incidencia sobre la salud, indicó Mayayo. Este experto propuso que, en el caso de que los estudios demuestren la relación de estas radiaciones con la aceleración del cáncer y otras patologías, se deberían crear "áreas wi-fi" y "áreas no wi-fi" en los establecimientos
De momento, los afectados se encuentran indefensos ante la permisividad de la normativa vigente y la pasividad de las administraciones u organismos públicos al respecto. Así lo denuncian desde el sindicato CC OO en la Universidad de Alicante después de que el Servicio - hecha en junio - de medir la exposición a los campos electromagnéticos de los cerca de 300 trabajadores que fueron trasladados en los últimos meses del edificio de Ciencias Sociales al Colegio Mayor del Campus. Al cambiar de ubicación de forma provisional, los despachos se han dotado de conexión a internet a través de wi-fi y algunos profesores afectados temen que tal carga de radiaciones pueda resultar perjudicial para su salud.
Y si las tesis de la vertiente de investigadores que defiende los efectos nocivos de estas radiaciones son ciertas, las consecuencias pueden ser mayores con el avance de las nuevas tecnologías, según afirma el profesor Mayayo. En su opinión, con los nuevos móviles de cuarta generación se tendrían que duplicar el número de antenas de telefonía móvil en las ciudades y, con ellas, los posibles efectos para la salud. La plataforma de afectados asegura que algunas de las zonas más saturadas de antenas en la actualidad son el barrio de Benalúa o el Rebolledo.

Ver el artículo original AQUÍ

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje

Apoyo económico