¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > TENERIFE: El Sobradillo, un pueblo en pie de guerra contra las antenas de (...)

TENERIFE: El Sobradillo, un pueblo en pie de guerra contra las antenas de telefonía. Los vecinos que residen en el triángulo de influencia de los tres repetidores de telefonía móvil de esta zona del Distrito Suroeste están dispuestos a movilizarse para su retirada, pues aseguran que en los últimos años se ha registrado la aparición de casos de cáncer y otras molestias que antes no se apreciaban. Manuel Díaz señaló que en la zona se han registrado más de cien casos de cáncer en los últimos años, "con diez fallecidos el año pasado y 40 afectados, aunque en los últimos cinco años la cifra se puede elevar".

Jueves 14 de abril de 2011 · 1226 lecturas

El Sobradillo, un pueblo en pie de guerra contra las antenas de telefonía. Los vecinos que residen en el triángulo de influencia de los tres repetidores de telefonía móvil de esta zona del Distrito Suroeste están dispuestos a movilizarse para su retirada, pues aseguran que en los últimos ańos se ha registrado la aparición de casos de cáncer y otras molestias que antes no se apreciaban.
14/abr/11 01:22 0/TACHI IZQUIERDO, Tenerife

Un nutrido grupo de vecinos de El Sobradillo, en el Distrito Suroeste, aseguran estar dispuestos a pasar a la acción para exigir la retirada de tres antenas de telefonía móvil ubicadas en la zona (hace ahora más de una década), a las que le atribuyen enfermedades terminales y todo tipo de molestias, ya que ponen de manifiesto que en este barrio se han producido muchos fallecimientos "por afecciones que hace ańos no eran comunes o no se apreciaban en la zona".

En una reunión promovida por la Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil (Planmocan), cerca de una veintena de afectados expresaron sus inquietudes, pues a pesar de la falta de evidencias científicas sobre las verdaderas consecuencias de estas antenas en la salud, aseguran que "en el triángulo que conforman estas tres antenas, familiares, esposos o esposas han muerto de cáncer en los últimos ańos".

Antonio Porras, Juan Daniel Marrero y Manuel Díaz González, como representantes de este colectivo, recriminaron la falta de respuesta de las instituciones, salvo el interés mostrado por este asunto desde el Distrito Suroeste, aunque ante las demoras a la hora de acometer medidas, dijeron que "ya ha llegado el momento de pasar a la acción y si es preciso, pasar una semana a las puertas del ayuntamiento para que seamos oídos".

Nueva ordenanza

En El Sobradillo hay multitud de pancartas repartidas por varios rincones expresando el rechazo del barrio a este tipo de instalaciones, aunque la plataforma aporta argumentos para cambiar esta tecnología, formulando un texto que podría valer para la elaboración de una ordenanza, ya que creen que el ayuntamiento "se ha precipitado con su norma", pues afirman que el texto elaborado en 2001 "se ha quedado ya obsoleto".

Además, el colectivo ya ha elaborado en la zona un estudio sobre la población que reside "en este triángulo donde están ubicadas las antenas y en los 500 metros a su alrededor", lo que sitúa a unos 3.000 vecinos en lo que se denomina "la zona sensible".

Porras seńaló que "también sufrimos un retraso tecnológico en este ámbito", pues, a su juicio, las operadoras no asumen el coste del traslado a zonas alejadas de los núcleos de población, ya que, "en caso de tenerlas que ubicar en Montańa Talavera, que es la alternativa que barajan los colectivos, implicaría un plan técnico, un informe de impacto ambiental y el coste del traslado de la energía y la adecuación de la infraestructura". Por ello, seńaló que "las compańías prefieren pagar 12.000 euros al ańo para que el vecino las ponga en su azotea, sin mayor infraestructura".

Cien afectados

Manuel Díaz seńaló que en la zona se han registrado más de cien casos de cáncer en los últimos ańos, "con diez fallecidos el ańo pasado y 40 afectados, aunque en los últimos cinco ańos la cifra se puede elevar". Planmocan denuncia que la legislación "está desfasada" y asegura que "hay estudios que determinan el carácter nocivo que para la salud tiene este tipo de antenas", algo por lo que, sostienen, "la norma europea y sus adaptaciones abogan por rebajar la potencia". En este sentido, Porras seńaló que el nivel de las emisiones actuales "es de 450 microvatios por centímetro cuadrado, algo atroz que perjudica a todo ser viviente".

Durante este encuentro, celebrado en la asociación de vecinos de El Sobradillo, también se explicó que a pesar de que estos repetidores no deberían estar ubicados en "zonas sensibles", como colegios, hospitales o guarderías, "lo cierto es que esta población habita en entornos con antenas que emiten durante 24 horas al día".

Juan Daniel Marrero seńaló que "ya estamos cansados de estar esperando, y por ello estamos decididos a plantarnos ante el ayuntamiento", ya que "no podemos esperar a que se pueda establecer un diálogo, mientras fallece otra persona o aparece otra más enferma".

Ver la noticia original AQUÍ

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje