¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > Azoteas. Las ondas electromagnéticas provocan daños contra la salud, Expertos (...)

Levante, El Mercantil Valenciano, 6/5/07

Azoteas. Las ondas electromagnéticas provocan daños contra la salud, Expertos apuestan por picoceldas para paliar los efectos de 92 estaciones de telefonía móvil.Las pequeñas antenas se ubicarían en el mobiliario urbano para evitar las zonas calientes y los daños a la salud

Domingo 6 de mayo de 2007 · 8034 lecturas

Levante, El Mercantil Valenciano, 6/5/07

ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN LA COMARCA

Expertos apuestan por picoceldas para paliar los efectos de 92 estaciones de telefonía móvil.Las pequeńas antenas se ubicarían en el mobiliario urbano para evitar las zonas calientes y los dańos a la salud. Dénia acumula el mayor número de instalaciones de la Marina Alta

azoteas. Las ondas electromagnéticas provocan dańos contra la salud,

A.G.A, Dénia

La instalación de antenas de telefonía móvil no ha hecho más que crecer en los últimos ańos. Según uno de los portales de Internet de la Generalitat Valenciana, la comarca cuenta con 92 estaciones de telefonía móvil que están distribuidas por sus 700 km 2 de extensión.

Las poblaciones que cuentan con un mayor número de antenas son Dénia dónde en todo su término municipal constan 24 instalaciones y Xbia que dispone de 16. En el resto de núcleos urbanos la cantidad es mucho más reducida aunque con el desarrollo de las nuevas tecnologías y el incremento del número de móviles estas no hacen más que aumentar. Es el caso, por ejemplo de Ondara, donde en muy poco tiempo se han multiplicado pasando en poco tiempo de dos a cuatro antenas.
En este mismo portal indica que entre Moraira y Calp figuran 13 estaciones, en Pego, Benissa, Gata de Gorgos y Calp hay cuatro por municipio, en Poble Nou de Benitatxell tres, en Moraira, Teulada y Pedreguer tres en cada uno, en el término de Orba 2, en El Verger 2 y en Xaló, la Xara y Sanet y Negrals hay una en cada localidad.
Ante este panorama el jefe de departamento de patología celular del Centro de Investigación de la Fe de Valencia, Manuel Portolés, alertó a este diario de que el incremento de estaciones de telefonía en la comarca puede afectar de forma negativa a la salud de las personas. El experto indicó que los operadores de telefonía colocan las antenas en las azoteas de los edificios y los inclinan hacia el suelo de forma que las ondas electromagnéticas puedan expandirse por la ciudad. El real decreto 1066/2001, establece un máximo de emisión por antena de 450 microwatios/cm 2 , una cifra que fue considerada por Portolés como muy sobrevalorada . Sin embargo, el experto advirtió de que estas emisiones no llegan a todas las viviendas con la misma intensidad y si bien algunas registran 0,1 microwatios/cm 2 - máximo para no padecer alteraciones en la salud- en otras la intensidad llega a 8 mw/cm 2 . En este sentido, Portolés denunció que los mapas electromagnéticos de las ciudades son muy irregulares y la distribución de las ondas no es homogénea impulsando la acumulación de puntos calientes y afectando a la salud de las personas . Con todo, el experto en patología celular subrayó que una solución ante esta problemática podría ser sustituir las antenas por picoceldas cuyas emisiones son menores y que pueden colocarse en diferentes sitios de la ciudad, como es el caso del mobiliario urbano, y no sólo en las azoteas de los bloques de edificios . Estas pequeńas antenas evitarían la acumulación de ondas.
Además, Portolés consideró que el trabajo de los ayuntamientos de los municipios es fundamental para controlar la emisión de las ondas electromagnéticas y comprobar de forma periódica si las emisiones corresponden con la legalidad y no hay aglomeraciones de zonas calientes.

Por su parte, la abogada y secretaria de Avace (Asociación Valenciana contra la contaminación por ondas electromagnéticas), Francisca Sánchez, consideró las 92 antenas de la comarca como exageradas ya que cuanta más antenas más potencia de las emisiones . De todas formas, indicó que los operadores emiten dentro de la legalidad y que lo que se debería de rectificar por tanto son los límites legales establecidos.
Por su parte, Portolés, explicó que los movimientos sociales en contra de estas antenas, han impulsado un parón en el incremento de las estaciones aunque alertó de que el desarrollo de la tecnología y la aparición de los móviles de tercera generación harán incrementar el parque de antenas de Espańa en 30.000.
En el caso concreto de la comarca, son muchos los vecinos que se han opuesto a la instalación de las estaciones en las azoteas de los edificios. El caso más reciente es el de Ondara donde un operador ha colocado en el tejado de una empresa privada del polígono industrial de la localidad una antena. Los vecinos afectados denuncian que la misma esta situada al lado del colegio Les Marjals y que podría afectar a la salud de sus alumnos.
Portolés, apunta que hay personas que muestran una mayor sensibilidad a esta radiación por causas que científicamente todavía se desconocen y que empiezan a padecer el síndrome de la radiofrencuencia , y a presentar síntomas como insomnio, pérdida de memoria, modificación de la tensión sanguínea, etc. Para combatir estos síntomas, Portolés, propone colocar las estaciones bases al menos a 300 metros de los lugares que se habitan, que las antenas no se orienten a las viviendas y mucho menos a los colegios y hospitales, y que en las viviendas los ciudadanos no se expongan a una potencia superior de 0,1 microwatios/cm 2 . El experto destacó por último que en los últimos 30 ańos las variaciones electromagnéticas han aumentando 120 millones de veces.

Ver la noticia original AQUÍ

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje