¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > MESA REDONDA subestación de Patraix, 21/6/07

MESA REDONDA subestación de Patraix, 21/6/07

Jueves 21 de junio de 2007 · 1228 lecturas

NOTA DE PRENSA

MESA REDONDA subestación de Patraix

La mesa redonda se ha desarrollado ante un numeroso público que ha llenado el salón de actos del IES Juan de Garay, situado en las inmediaciones de la subestación de Patraix. La mesa ha estado moderada por el ingeniero industrial Juan Tortosa.

Los ponentes han reclamado a las administraciones que regulen la normativa que afecta a la instalación de infraestructuras de telecomunicaciones de manera que se garantice la salud de los residentes, y que tomen las medidas adecuadas para que casos como el de la subestación de Patraix no se repitan.

Entresacamos a continuación algunas palabras de los participantes en la mesa redonda:

El Josep Ferris (investigador en salud ambiental pediátrica y especialista en oncología infantil del Hospital La Fe de Valencia y Enrique Navarro (profesor de la Facultad de Físicas de la Universidad de Valencia) han coincidido en resaltar la importancia de que los nińos no utilicen los teléfonos móviles. En concreto, el doctor Ferris ha pedido “a todos los estamentos sociales que eviten la incorporación de la población pediátrica al mundo del móvil y del abuso (frecuencia y duración de las llamadas) de los adolescentes y adultos”.

El Dr. Josep Ferris ha explicado que “la población infantil es especialmente vulnerable a los contaminantes medioambientales físicos, químicos, biológicos y sociales. Más del 40 % de la carga total de enfermedades atribuibles a factores ambientales, recaen en menores de 4 ańos de edad, los cuales, como mucho, sólo representan el 8-9% de la población”. En referencia al caso de la contaminación electromagnética, ha destacado como especialmente peligrosos para la salud infantil “los segmentos de las frecuencias extremadamente bajas (producidas por generación, transporte, transformación, distribución y utilización de la energía eléctrica) y el de la radiofrecuencia derivada de la telefonía móvil (antenas y teléfonos móviles)”. Ha afirmado que “la población pediátrica expuesta residencialmente a campos magnéticos superiores a 0.4 microteslas duplica el riesgo de desarrollar leucemia aguda”, y ha denunciado que “la legislación y las normativas institucionales, no garantizan la salud infantil”. Finalmente ha explicado: “Hay que tener siempre presente el concepto de Justicia Medioambiental, en el que una menoría nunca ha de pagar un precio excesivamente alto en su salud para el beneficio de una mayoría. Eso se consigue aplicando el principio de precaución (alternativas tecnológicamente viables, económicamente factibles y legislativamente realizables) y el de participación social, para defender la salud infantil en todas las decisiones y actuaciones políticas y administrativas”.

Enrique Navarro ha insistido en “la necesidad de modificar la normativa vigente, es decir, el Real Decreto 1066/2001, estableciendo límites de emisión electromagnética más bajos que los actuales”. También ha hecho hincapié en que “los sistemas de comunicación inalámbrica hay que utilizarlos con mucha cautela, haciendo un uso muy racional de ellos”. Y ha resaltado la importancia de “apagar los móviles cuando no se estén usando, cuando nos acostamos, por ejemplo, porque de ese modo disminuyen los niveles de radiación en el entorno”.

Pedro Belmonte, responsable a nivel estatal del área de contaminación electromagnética de Ecologistas en Acción, ha reclamado, en relación a los campos electromagnéticos de baja frecuencia, generados por infraestructuras eléctricas, “un cambio significativo de la Ley del Sector Eléctrico del 97 y los reglamentos de líneas de alta tensión y subestaciones eléctricas así como de la legislación autonómica con la introducción de criterios de precaución, distancias de seguridad, reserva especifica de suelo para esas infraestructuras fuera de zonas residenciales y rebaja significativa de los niveles de exposición a campos electromagnéticos”. Asimismo, se ha referido a las “numerosas movilizaciones contra las emisiones de campos electromagnéticos de muy alta frecuencia y microondas pulsátiles producidas por las antenas de telefonía móvil y sistemas de telecomunicación ha sido una constante en todo el estado espańol, ante una normativa estatal que se hizo al dictado de las operadoras”, y ha reclamado “un programa de investigación pública, estatal e independiente, con estudios epidemiológicos sobre los efectos sobre la salud pública y un cambio en profundidad de la normativa actual”.

Raúl de la Rosa ha dicho que “es difícil establecer un límite seguro, ya que se ha ido comprobando que los valores considerados seguros han sido, una y otra vez, superados por la realidad y se han tenido que ir rebajando las dosis aceptables. Por tanto, tal como dije al juez en uno de los casos en que he estado como perito, la única dosis segura es la 0, es decir no estar expuesto a este tipo de radiaciones artificiales”. En referencia a la peligrosidad de este tipo de radiación ha ańadido: “Hay que considerar que ninguna compańía aseguradora cubre los riesgos sanitarios producidos por la exposición a estos campos. Es obvio que si no produjeran ningún trastorno no perderían la oportunidad de hacer negocio”. Y con respecto a la falta en Espańa de una normativa adecuada ha criticado que “el decreto 1066/2001 (norma espańola en la que se establecen unos límites de exposición del público en general a campos electromagnéticos), no cumple las recomendaciones de la Unión Europea y existe, por lo tanto, un desamparo real que está lesionando el derecho a la salud recogido en el Art. 43 de la Constitución Espańola”.

Lola Márquez (vecina de Patraix afectada por la subestación), ha profundizado en cómo "el acceso de los ciudadanos a la información científica disponible sobre los efectos nocivos de los campos electromagnéticos en la salud humana, la inhibición de quienes debieran legislar en la materia y la complacencia de quienes debieran gobernar garantizando sus derechos fundamentales, abocan a éstos a judicializar sus vidas en una lucha desigual ante los Tribunales de Justicia, buscando cómo protegerse de los abusos de las compańías y cómo evitar pasar a formar parte de los "dańos colaterales" en aras de un mal entendido progreso, en cuya improvisada planificación además se les niega la participación".

Alfred Ramos (Paiporta sin Antenas) pide a las autoridades locales “una moratoria para la colocación de nuevas antenas de telefonía móvil mientras no se demuestre que no son nocivas para los vecinos”.

Antonio Berlanga (652135496)
Ecologistas en Acción de Valencia

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje